viernes, 23 de abril de 2010

FAHRENHEIT 451 o el Evangelio de Ray Bradbury versión NOVELA GRÁFICA

Seguramente todo el que lea este post conocerá de sobra este título de uno de los mayores escritores de ciencia ficción de todos los tiempos, Ray Bradbury, autor de obras tan conocidas como Crónicas Marcianas (sí, de ahí viene el nombre). Para aquéllos que no lo conozcan decirles que el papel comienza a arder a una temperatura exacta de 451º Fahrenheit. ¿Y a qué viene este dato?

En un futuro terriblemente cercano, los libros son prohibidos por incitar demasiado a pensar, por ello, lo cuerpos de bomberos son remodelados; ya no apagan incendios... sino que los provocan. Cuando en la central se recibe el aviso de que hay un posible caso de atesoramiento de tipos de cultura, entre ellos, libros, los bomberos no tardan en personarse para hacer que se consuman pasto de las llamas.

Un futuro, no sólo nada halagüeño, sino totalmente aterrador. El entretenimiento base es ver la televisión, unos aparatos que van apoderándose una a una de las paredes de la habitación que haya sido dedicada a tal fin. Así, pantallas tan grandes como paredes atontan a un populacho cada vez más embarrado en su propio borreguismo. Ése es el futuro que narra Bradbury en FAHRENHEIT 451.

Y hay más sorpresas que no quiero desvelar a aquéllos que aún no hayan disfrutado de esta obra maestra de la literatura universal.

Ahora, 57 años después de su primera edición, la editorial 451 (como no podía ser de otro modo), lanza la versión española de una adaptación en formato de novela gráfica (publicada en EE UU por Hill and Wang) a cargo de Tim Hamilton (autor de cómics como The trouble with Girls o Welcome Back, Mr. Moto; e ilustrador en publicaciones como The New York Times, Nickelodeon, o distintas cabeceras de DC Comics y Dark Horse) y cuenta con el visto bueno de su autor que, para tal ocasión a tenido a bien regalar a los lectores de todo el mundo una nueva introducción hecha por él mismo.

Os adjuntamos la portada y un avance en PDF (cortesía de ELPAIS.com)
Y servidor reconoce que está deseando leerla.